¿Por que en #Burgerfacts pagamos lo que comemos?

En Argentina prácticamente ningún periodista paga por la comida que reseña. Acá Claudio Weissfeld explica como funciona el sistema. No es que los periodistas que comen gratis sean corruptos, claro que no. Ningún periodista gastronómico podría vivir de su profesión en argentina si pagara por su comida. Pero si una persona tiene la gentileza de invitarte a comer, después se hace mas difícil, decir “no me gustó”, por eso no son usuales las críticas negativas. O sino vean las reviews de algunos blogeros gastronómicos que se sacan fotos en la cocina de los restaurantes, siempre está todo bueno! Nunca leí una critica de un blogero invitado a comer gratis donde critique el lugar. O cuando de repente todo el mundo empieza a comentar que buenas están las hamburguesas de tal lugar. ¿Las descubrieron todos al mismo tiempo o es que el lugar está invitando a comer gratis a todos? No me digas que no, si a mi me han ofrecido hacer eso. La mitad de los blogeros deberían estar presos.

Screen Shot 2016-02-27 at 10.10.11 PM
Una de las hamburgueserías que sale en todo los listados, y que no es de las mejores

Nah, ni siquiera me gusta calle trece. El tema es que aunque seas el tipo mas honesto del mundo, la porción de papas fritas siempre va a estar mejor preparada si se sabe que quien come es un crítico, y no un cliente mas.  También está el factor “Lisa no me comas”,  a muchos de nosotros nos costaría matar a un corderito para comerlo, pero si no lo conocemos lo comemos felices. Lo mismo con una review, si te atendió el dueño y es un divino, después te va a costar matar su hamburguesa. En #burgerfacts siempre pagamos lo que comemos. No hacemos esto para ganar plata o comer gratis, sino porque queremos elevar el nivel de la gastronomía argentina relativa a las hamburguesasOjo, no es que estemos en contra de la gente que tiene blogs para ganar plata o comer gratis, pero nosotros seguimos otro camino.

Tenemos la suerte que la hamburguesa es un producto relativamente barato, entonces por 100 o 200 pesos compramos la libertad de opinar lo que queremos de los lugares. No nos vendemos por un patty y una coca. Entonces cuando nos llegan mensajes de agentes de prensa,  y después vemos que esa hamburguesería sale recomendada por todos lados, no damos nombres porque no somos botones, pero sabemos que esas recomendaciones no son del todo honestas.

Una vez que ya conocimos el lugar y probamos la comida, es otra cosa. Por ejemplo a Juan Gaffuri le pedí una nota y nos invitó a comer, pero ya había ido 20 veces a comer pagando a Pony Line y sabía como era el producto. En un caso así, juntarme con el Chef me da la posibilidad de hacer una nota mas completa e informada. O a la gente de Heisenburger les quise comprar un combo para sortear y me dijeron que me lo regalaban, como no se los voy a aceptar. Si a Heisenburger ya les hice una nota para Guía Oleo, otra para Joy y otra para el blog, no me va a cambiar la opinión de ellos porque meses después me regalen un combo para sortear. El objetivo del blog es que el lector pruebe las hamburguesas que recomendamos, si las hamburgueserías quieren colaborar con eso, bienvenidas sean.  Antes de la review nada, después si podemos ser amigos, pero no nos bajamos los pantalones por comida.

Screen Shot 2016-02-27 at 10.04.32 PM
Te invito a comer gratis y después espero que escribas una desinteresada nota en tu blog… ¿Mi amigo se llama billetín, ha visto algún billetín por aquí? Guiño, guiño.

 

Anuncios

5 comentarios en “¿Por que en #Burgerfacts pagamos lo que comemos?

Contate algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s